Sunday, May 29, 2005

CASOS Y CUENTOS DE AUXILIARES DE ENFERMERIA

CASOS Y CUENTOS DE AUXILIARES DE ENFERMERIA
Emilio Alberto Restrepo Baena

No podemos definitivamente vivir sin las auxiliares de enfermería. Son un complemento necesario para nuestro ejercicio médico. Ellas nos apoyan y nos permiten realizar nuestra labor a cabalidad en clínicas y hospitales. Pero también es cierto que dan mucho tema. Hoy, sin pretender ofender a nadie, recopilamos algunos de los casos que nos han hecho reir, muy a pesar de nosotros, de tan especial gremio.

Recopilemos algunas frases de uso común:

- ¡Me estoy maluquiando de hambre! (Dos horas después de almorzar).

- ¡Muchachas, llegó la merienda! (Sobra decir que se detiene inmediatamente el trabajo)

- Oigan, ¿Están pagando?

- ¿Cuándo será que se acaba este turno? (Frase común a las 10:30 am)

- ¡Que sueño tan verriondo!

- ¿Cuándo será que pagan la prima? ¡Ya la debo toda!

- ¿De quién será ese sobraíto?

- Dotor, ¿Esta muestra médica para que sirve? ¿Será que me la puedo tomar?

- Dotor, ¿No me va a comprar la boletica para la rifa de una garrafa de aguardiente y un pollo asado?

- Estoy ahorrando para hacerme tumbar este colmillo que me queda y comprarme una prótesis baratica en Bello (Paraíso de los dentistas empíricos o teguas sacamuelas). Luego de eso quedaban con una sonrisa eterna, puesto que la muelamenta dificilmente las dejaba cerrar los labios y la voz les cambiaba, quedando con un fraseo siseante muy coqueto y gitanillo.)

- ¿A como prestan en esa natillera?

- Si pregunta por mi un señor de maletín que trabaja en el almacén de ventas por club, ¡No me has visto!

- Dotor, que tan raro que la pupila no le dilata.(Nos pareció raro, pero le estaba iluminando al paciente el ojo de vidrio)

- Dotor, ¡Urgente, hay un embarazo utópico roto!

- Dotor, estuve motorizando al paciente y la suturación estaba en 90.(Queremos creer que se refería a monitorizar y a la saturación)

- ¿Cuántas ampollas de Trendelenburg le pongo?(Asumimos que se trata de una respuesta cuando el cirujano pide el favor de que le pongan al paciente en posición de Trendelenburg, o sea con la cabeza más baja)

- Señora , ¿Usted tiene diapositivo o planifica con óvulos de Neosampao, o con coitus interceptado? (Preguntas reales de un interrogatorio)

- Dotor, en confianza, ¿Qué diferencia hay entre peroné y periné, o entre faringe y laringe?

- Dotor, ¿Eso no va contra la Hípica?(¿Será acaso contra la ética?)

- No mija, con ese ventilador sí le robaron la plata al hospital. Eso no enfría nada y no hace sinó pitar y sonar.(Cuando compraron un ventilador nuevo para respiración asistida en el hospital, la auxiliar auténticamente conmovida, no entendía cómo diablos nos habíamos dejado estafar)

También recordamos algunas anécdotas aisladas, absolutamente reales

- El hijo de una compañera tenía un espasmo muscular severo en la espalda. Como sabía en el servicio de cirugía que el “QUELICIN” era tan buen relajante muscular, le aplicó un centímetro, la dosis usual. El espasmo sí se le quitó, pero terminó en cuidados intensivos con una severa dificultad respiratoria.(No recordó que la droga sólo se utilizaba en quirófano para uso anestésico)

- Un Ginecólogo le ordenó “DIANE”(Un anticonceptivo que sirve para el tratamiento del acné) a la hija de una auxiliar para un problema de barros y espinillas; como le dio tan buen resultado, ella no tuvo inconveniente en recetárselo a su otro hijo. Curiosamente, el acné le mejoró mucho, pero creo que tuvo que empezar a utilizar sostenes “principiante” o “pinina”, cuando notó que sus pechos le crecían desaforadamente.

- Es común encontrar en el bolso de las auxiliares todo tipo de objetos, como boletas de prendería, solicitudes de crédito, carretas de microporo, etc, pero el que no falta nunca, es la estampita de José Gregorio Hernández, del Indio Amazónico y de Regina Once. Lo mismo en el gusto musical, es estigmático escuchar en los quirófanos y con buen volumen un cassette con los éxitos de Helenita Vargas, o de Marbelle y del favorito, Darío Gómez; de este último por supuesto el tema más popular es “Nadie es eterno en el mundo”, que aún les arranca lágrimas y suspiros, sin contar con la versión que hace de “Sobreviviré” de Gloria Gaynor, en Apache, idioma que Darío domina a la perfección. Una vez una compañera contó muy emocionada que había estado en un concierto de música clásica muy hermosa. Cuando le preguntaron, dijo que se trataba de la banda ”Marco Fidel Suárez” de Bello. Claro, como no cantaban pensó que eran dignos representantes del género musical de Mozart y Bach.

- Parece que el uso de pastillas anticonceptivas machacadas y mezcladas con shampoo para aplicarse en el cabello, nació de las auxiliares. Por eso es que todas arrasan con las muestras médicas de tales medicamentos. También es común los Domingos, cuando están en turnos corridos de doce horas, aprovechan y se aplican en el cuero cabelludo pepa de aguacate cocida y molida, tapadas con un gorro de plástico la cabeza. Dichas pócimas son muy populares en ellas y las preconizan para el cuidado de un cabello reluciente y brillante.

- Cuando por la pobreza de los hospitales se comenzaron a utilizar las bolsas de suero recicladas a manera de sonda vesical para recoger la orina de los pacientes operados, una novata no tuvo escrúpulo en aplicarle por vía venosa a un paciente ¡una bolsada de orines!, creyendo que era suero vitaminado (En justicia con ella, el suero”VENOVIT”, es parecido, y lo raro, el paciente no tuvo ningún problema y por el contrario, se sintió tonificado y rejuvenecido)

- Cuando empezaron a llegar los video-laparoscopios a las hospitales que tenían dentro del equipo un televisor de 21 pulgadas, que problema para convencerlas que no era para ver la novela de moda en ellos y que los pacientes abaleados y heridos tenían que ser atendidos de inmediato no importa que “Café” o “La Caponera” o “Betty la Fea” estuvieran en su mejor momento.
- En las fiestas de integración de los hospitales salían a relucir otras facetas: Severas obesidades acomodadas de milagro en pantalones “Chicle” o “Botadetubo”, camiseras ombligueras o “Strapless” que sólo Dios sabe cómo lograban entrar en esas panzas díscolas y monumentales; la consabida borrachera con vomitada en plena pista de baile luego de repetir tres veces la fila de la comida; el abrazo de rigor mientras con un tufo aguardientoso le recordaban al galeno :”Usté si es lo más sencillo que hay en cirugía, dotor, venga bailemos, yo me lo apreto,¡Tarrao!

- Un cirujano plástico irreverente y tomapelo que estuvo de moda porque les hacía sin remordimientos cirugía estética barata y a plazos a las compañeras de trabajo, comentó que se estaba haciendo millonario a punta de “Neverectomías” y “Monstruoplastias”, refiriéndose al tipo de procedimientos que les practicaba.

- Otro tema que siempre ha dado mucho que hablar es el de la afición desmedida de las auxiliares de enfermería por la comida, pues es una de sus actividades favoritas durante su turno de trabajo. Hay que haber visto una de las pantagruélicas francachelas gastronómicas para poder creerlo. Se dice que todas desayunan suave en la casa con un tamal para no “llegar muy entamboradas al trabajo”; algunas llegan media hora antes del cambio de turno, pero no a recibir más rápido a las compañeras trasnochadas y cansadas, sinó a ver que sobró de la merienda de la noche anterior, y dar rápida cuenta de ello. A las 7:30 am preparan un desayuno liviano con fríljoles recalentados, huevo y chicharrón pues, “Me estoy maluquiando del hambre”. A las 10 am. empieza la bacanal. Reunen las viandas de todas, hacen un convite, mandan a la persona de servicios generales al mercado a comprar morcilla, arepas, salchichón y chocolate y hacen una mescolanza feroz que llena de olores el quirófano y la sala de recuperación de pacientes. Se sabe de casos de pancreatitis agudas y úlceras gástricas desencadenadas por la arremetida de jugos biliares ante semejantes estímulos en pacientes quirúrgicos. En ese momento todo está suspendido. No hay poder que se imponga para montar una cirugía de moderada urgencia; sólo reciben, y eso con desdén y de mala gana, pacientes con heridas de corazón o familiares en primer grado de consanguinidad gravemente enfermos, eso sí, previo visto bueno y autorización de la más veterana, usualmente miembro beligerante del sindicato, que es la que comanda la paila de la fritanga. Un viejo profesor de cirugía cuenta que cuando hay que operar una auxiliar por una causa urgente, de entrada hay que asumir que tienen el estómago lleno pues es imposible pretender que tengan ayuno. Para una vez que estén en la sala de recuperación , se inventó una fórmula de N.P.T.(Nutrición parenteral total o alimentación completa por vía venosa consistente en:
- 500 centímetros de A de P al 250% (Cuyo componente fundamental es el Agua de Panela ;con limón, eso sí para no engordarse)
- 30 centímetros de C de O ( Caldo de Ojo)
-3 ampollas de muestras médicas (De lo que sea, pero gratis)



Otras lecturas recomendadas en este blog:

HABLANDO A ¡CALZON QUITAO!



¡¡¡¡DESTACADO!!!!
Cuentos propios, leídos por el autor: